Thursday, July 5, 2012

[14 04 12]

—No me había dado cuenta —le dijo Nox al abismo— de que siempre que vengo es de noche.
Estaba sentada en el borde. Tenía puesto un vestido que le dejaba la espalda desnuda, salvo por la cinta que, entrelazándose, lo ataba. Las cicatrices casi brillaban con la luz de la luna.
—A algunas no puedo tocarlas.