Sunday, May 13, 2012

algo se desdobla
hay algún tipo de cortocircuito que me divide en
(por lo menos)
dos partes
todo se abre más
no puedo estar tan separada
no puedo lidiar con tantos mundos
diferentes

es eso, sí
lo que uno busca en esas situaciones
es que ninguna parte esté en ningún lado
porque ya no había centro
ya estábamos perdidos
desde antes
parece que cuando volamos o algo así
la visión difusa hace que creamos
que todo está junto
que las cosas encajan, que coexisten
que tienen sentido

no sé por qué yo no puedo poner ciertas cosas
en el mismo lugar que otras
tampoco sé qué ni por qué
crea ese corte, ese golpe
que conecta cosas de distintos planos
cosas que quizás
yo no sabía que existían
por ser de distintos planos

creo que destierro las cosas pero no las elimino
mis decisiones solo son tales hasta cierto punto
y después
me encuentro teniendo que explicar cuestiones
que no entiendo
quién me explica a mí, eh
y veo las conexiones intrincadas y casi imposibles
si de casualidad las veo
qué palabras les voy a poner
si no tienen sentido

lo peor no es traicionarme
en el sentido de que vean lo que siento
lo peor es traicionarme
engañándome, diciéndome que no hay problema
mientras siento el golpe
dejándome en blanco
dejándonos desconcertados
a todos

lo único que conecta todo esto
son mis venas
pero incluso de mis latidos
no se deduce nada
lo único que conecta esto
es el querer salir
pero mientras tanto yo intento
quedarme
e integrarme

es como si uno realmente no pudiera olvidar las cosas
quizás sea cierto, no?
pero esto de la reelaboración-
digo, por qué mundos tiene que pasar
antes de considerar que agotó sus recursos
para atacarme?

qué se deriva de qué
me dijeron que no tengo que declararle la guerra
a nada
que no decida hacer ni no hacer

cuál será
la importancia de los pequeños desfasajes
abismos para mí
cuál será la dimensión (!)
que se ve

por eso no tengo que preguntar
porque no lo voy a saber
a menos que haga un escándalo
debería hacer menos evaluaciones
aunque no sé si eso implica caer al abismo o no
para hablar con metáforas tontas
no sé si el vértigo-
(eso no es una metáfora)
no sé hasta dónde va a llegar

es gracioso cómo
nos preguntamos sobre las preguntas
y sobre las evaluaciones que se pueden hacer
de nuestras evaluaciones
las teorías sobre las teorías
y sus valores
es gracioso cómo sigo dando vueltas
queriendo frenarme

lo que buscamos
es tapar el vértigo con vértigo
así, después
decimos que el final es nuestro

siento que me rearmo según las circunstancias
hay partes mías que se guardan en algún depósito
como esas cosas que se encastran y se sacan
siento que hay partes de mí que tiemblan
que hay imanes que de repente
se repelen y ahí
es cuando me siento ajena
me falta percepción
o me sobra
no sé
pero digo
habrá una combinación perfecta
o al menos una coherente
una que no me desordene tanto
que no desordene tanto al resto
uno va construyéndose a sí mismo pero
para usar metáforas tontas
no elige las piezas
y me parece que son más fuertes
las que más trato de destruir

y, de paso, estoy forzada a saber
a contemplar los espacios vacíos y los bordes gastados
los límites que no se pudieron borrar
a querer describir, contar lo que pasa
y a no poder traerlo
darle forma, hacerlo tangible
se me impone, con toda claridad
en un código que solo entiendo yo

quisiera decirles que no lo intenten,
que nadie lo necesita
que no me pregunten y que no hagan deducciones
que todo sería falso

si las diferencias no fueran diferencias
quizás tendría algo
una sustancia
si pudiera destilar mi esencia estoy segura
de que esto no estaría ahí

hay demasiado, hay demasiado
y casi todo es falso
casi todo son residuos
ecos
catástrofes que se originan
en su fin y en el mío

y resuenan en mí
y en mis ecos